Mercado mediaval en Córdoba

Este fin de semana hemos podido recorrer en Córdoba, la plaza de la Corredera, de la Caña o de San Francisco  como si nos hubiéramos trasladado a la edad media.

Un mercado mediaval en el que se vendía de todo: hierbas medicinales, jabones de productos naturales, espadas, embutidos y chacinas, turrones, dulces, higos y dátiles, quesos, cerveza, joyas, anillos, juguetes de madera…y además se podían ver oficios antiguos: fabricante de trilladoras, herreros, músicos ambulantes, recueros, pregoneros, maestros cetreros, armeros,… así como herramientas del campo: trillas, hachas, espuertas, azadas, sierras.

En medio de todo esa algaravía la marquesa se ha paseado acompañada por un pisaverde, los porteadores de su silla de mano (uno de ellos era el "medialengua") anunciados por un maravarista y bufón que les abría paso. Y por la noche vimos la procesión -iluminada con hachones – de la Santa Inquisición, en dónde un obispo de cara lívida, precedía a las brujas y los herejes, todos vigilados por un soldado de alabarda.

Vimos también como se asaba una vaca entera en la plaza de la Caña y cómo se quedaba en los huesos, o cómo se entrenaban los caballeros mediavales y los funambulistas en la plaza de San Francisco.

3 ideas en “Mercado mediaval en Córdoba

  1. RuFo Responder

    Yo anduve por todos esos lares el domingo por la mañana. Y también vi las cachas de la funambulista, además de su mirada perdida… La corredera era aromas de chorizos, asados, papas arrugadas… lo que ocurre que llegué temprano y tenía el estómago todavía con los churros a flor de piel…
    Fuímos con niños y se lo pasaron de miedo… y los papás también.

  2. mikechapel Autor de la entradaResponder

    Nosotros fuimos también con los niños y terminamos comiendo en La Cazuela, ya que los precios del mercado eran prohibitivos para todos los que ibamos. Pero me he quedado con ganas de un buen chuletón, que espero que caiga este fin de semana.

    Nos lo pasamos estupendamente y el hecho de que hubiera aglomeraciones no fue un problema, ya que hasta en Semana Santa o Feria las hay y nadie se queja. Y en la Edad MEdia seguro que había aglomeraciones como las de este fin de semana.

    Creo que ha sido un acierto los cambios y mejoras que han introducido. Para el año que viene deberían bajar el precio de la “carne”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *