¡Prohibamos, prohibamos!

En estos días que se está hablando por parte de algunos sectores que las procesiones religiosas debieran prohibirse en un estado aconfesional o laico, y que en algunas calles de Córdoba están quejándose de que el paso de los autobuses les molesta y piden que cambien la ruta, o que en Cataluña quieren quitar la fiesta de los toros (al tiempo que en Córdoba se pongan a pedirlo grupos), me gustaría añadir algunas cosas más que son susceptibles de añadirse a la lista de prohibiciones:
 

   1. La Feria porque entorpece el tráfico de la ronda de circunvalación, cambia el horario de algunas líneas de autobuses, impide circular por algunas calles en determinadas horas, o colapsa los pocos aparcamientos existentes en la zona del centro comercial a los que viven allí cerca.
 
   2. Las Cruces de Mayo, porque molestan a los vecinos de las plazas en las que se montan.

   3. El botellón en el Arenal porque cuesta dinero extra enviar a equipos de limpieza con dinero público y porque el consumo en público de alcohol es poco respetuosa con la religión musulmana y con la asociación de ex alcohólicos.
 
   4. La procesión del Corpus por el mismo que la Semana Santa y cualesquier procesión religiosa.

   5. La Navidad por lo mismo que el punto anterior

   6. La Cabalgata de Reyes Magos por el mismo motivo que el anterior y porque corta el tráfico de la ciudad

   7. Los conciertos en el Polideportivo Vista Alegre porque hace un uso diferente para el que se construyó, impidiendo la práctica deportiva esos días.

   8. Los espectáculos de cualquier tipo que se hagan en la calle porque molestan a los vecinos con el ruido hasta altas horas de la mañana, como es el caso de los carnavales y su cabalgata, y en especial lo de la Noche Blanca.

   9. La Cata del Vino porque es promoción de bebidas alcohólicas prohibido seguramente por alguna Ley y porque entorpece el tráfico durante esos días en esa zona, restando aparcamiento a los vecinos y molestándolos con la música ambiente.

  10. Las exposiciones de esculturas, fotográficas o de cualquier tipo en vías públicas porque restan espacio a los ciudadanos, favoreciendo intereses particulares.

  11. La circulación de ambulancias o bomberos con las sirenas puestas en la calle dónde vivo al ser de paso obligado casi siempre, porque implica molestias a todos los vecinos.

 
¿Se te ocurre algo más que podamos prohibir?
 

4 ideas en “¡Prohibamos, prohibamos!

  1. Gerardo Pedrós Responder

    Excelente tu comentario sobre la gente que no para de hablar en las actuaciones de la Noche Blanca.
    Lo más idignante es que lo que comentas me pasa a mí también en los conciertos de pago en el Festival de la Guitarra.
    En este último caso no se si es que el personal además de carecer de educación va con entradas de gañote.
    Tienes un poco abandonado el blog por cierto.
    Un saludo.

  2. Alejandrón Responder

    Es bastante cínico por tu parte incluir el botellón como si fuese un bien de interés cultural.
    No sé qué ves de defendible en eso de que la juventud se dedique a reunirse para beber, porque ciertamente muchos de esos se convierten en alcohólicos y necesitan la bebida en cada reunión.
    A mí desde luego no me parece una juventud que se pueda defender en su comportamiento cuando se dedican a imponerse como bárbaros, molestando a multitud de ciudadanos. Aunque lo que menos me agrada es ver a todos esos jóvenes haciendo algo que los degrada. Beber me parece perfecto cuando estás almorzando, cuando te tomas unos vinos con los amigos,… pero esas reuniones en las que se producen multitud de excesos de gente que sólo busca en muchos casos estar con amigos,… me parece una degradación de nuestra sociedad.
    Por cierto, no veo tan mal que las procesiones se las lleven a los polígonos industriales porque ya pasó el tiempo de imponer creencias, y por eso mismo se organizaban las procesiones y se sacaban, y sacan, por las calles de ciudades y pueblos, para imponer una creencia.
    Fíjate si te lo pongo fácil para que puedas estar en contra de todo lo que escribo.
    ¿Prohibir? Pues si, no queda más remedio que prohibir porque hay gente que se aprovecha de las debilidades de otras personas, así que si no te gusta ver a gente explotada por otros, hay que prohibir y hay que legislar, y hay que encarcelar.
    Ahora bien, si tú tienes otras soluciones…
    En cuanto a la Cabalgata de Reyes, lo has dicho justo al contrario de como debería de ser. ¿Prohibir la cabalgata para facilitar el tráfico? Por favor, no seamos paletos. Lo que hay que hacer es sacar esa barbaridad de miles de coches de las ciudades, ¡a quién se le ocurre vivir con los coches! eso es como si en el campo nos acostásemos con los cerdos, pues fíjese que a nadie se le ocurre semejante barbaridad.
    Con la Feria sigue insistiendo con el tema de los coches. Se vé que le ha dado fuerte con los coches. Oiga, que sin coche se vive mejor, que el coche no da más libertad. ¿Libertad por montar en un coche y marcharse a Dios sabrá dónde?. Venga ya, libertad es tener el menor número de ataduras posibles, libertad no es tener que ir cada mes de Agosto a la playa, o tener que ir cada fin de semana al restaurante de moda, o al pueblo típico de la sierra,… ¡por favor!, eso es propio de snobs de ciudad.
    Y de nuevo sigue usted con los coches, en el último punto con las ambulancias. ¿Pero qué le han dado a usted los coches? ¿Es que tiene un concesionario?
    En fin, que pase un buen verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *