Cada día la empresa hace frente a nuevas situaciones y nuevos retos. La fuerte competencia, la globalización de los mercados, los nuevos gustos de consumo y de niveles de exigencia, obligan a ir realizando cambios.

Pero son tantos los retos, la complejidad en algunos casos, los conocimientos técnicos necesarios así como la falta de tiempo que nos impiden abordar todos los cambios necesarios.

Por ello se hace imprescindible contar con profesionales externos que nos faciliten la gestión de los cambios.

Ponte en contacto y hablamos. Seguro que encontraremos la mejor solución para alcanzar tus objetivos.

Aquí una relación de áreas en la que podemos ofrecerte soluciones:

Mejora de la gestión

En muchas ocasiones no es que vaya mal la empresa, pero si se mejorasen algunos detalles incrementaríamos la rentabilidad. Si fuesen problemas grandes, seguro que el empresario ya se habría dado cuenta pero muchas veces al no ser significativos, al no “inundarnos el piso”, esos grifos que gotean, no los cerramos.

Plan Estratégico

Si no sabemos dónde querenos estar dentro de 3 ó 5 años será más dificil alcanzar la meta. Un plan estratégico contiene lo que pretendemos conseguir y cómo nos proponemos conseguirlo y en qué plazo de tiempo. Ayuda a que todos los responsables sepan hacia donde vamos y cual será su aportación. Pero también sirve para aclarar ideas y reflexionar, asegurar que todos comparten los mismos objetivos. Y si es preciso corregir el rumbo, se corrige.

Plan de Viabilidad

Hay momentos en la empresa en las que urgen aportar soluciones, corregir rumbo e incrementar la rentabilidad. Es imprescindible preparar un plan de viabilidad que aborde todas las áreas: desde la financiera, las ventas, costes, organización, recursos humanos.

Organización

Aunque se lleven muchos años haciendo las cosas de la misma forma, es posible que haya otras que sean más eficientes. Revisar la organización puede reducir la burocracia, incrementar el control, disponer de más y mejores datos, delimitar funciones y especificar responsabilidades.

Procesos

Todas las empresas tienen actividades, pero no todas las tienen definidas y delimitadas. Ello genera en ocasiones roces entre el personal, tareas que se quedan sin hacer porque todos pensaba que se encargaba otro. Esto es especialmente crítico cuando producimos o fabricamos algún producto.

Comercialización

La mayoría queremos incrementar nuestras ventas pero hemos alcanzado nuestro techo y no lo logramos. Revisar las formas, la metodología, el enfoque, la segmentación de clientes, la formación de los vendedores y comisionistas puede ser una solución para incrementar las ventas y su rentabilidad.

Exportación

No todas las empresas debieran priorizar la exportación pero nunca se debe dejar de lado. Exportar es una necesidad estratégica, una ocasión de diversificar mercados, pero para ello lo mejor es un plan que tenga en cuenta todos los factores que intervienen para que la empresa tenga éxito y repita ventas. Y asistir a ferias como visitante o expositor también requiere de una planificación y metodología.