No había otro sitio dónde poner el cartel

Nos hemos acostumbrados a las señales de tráfico, a que los coches tengan prioridad en todo, como si la vida de una ciudad girase alrededor de los  vehículos. Por ello nos pasa inadvertidos determinados carteles que se colocan delante de edificios históricos, de lugares pintorescos.

Es el caso de la Torre Alminar de San Juan, en la plaza de San Juan, Colegio de las Esclavas. No había otro sitio dónde poner el cartel de prohibido.

no habia otro sitio 1

no habia otro sitio 2

Una idea en “No había otro sitio dónde poner el cartel

  1. albiac Responder

    No si desde luego el alminar de mi cole es una alegría. Primero el tutú metálico y también las señales.
    Es una lástima que el patrimonio se desprecia totalmente, y yo que entre travesuras lo conocí hace años también por dentro… no tiene casi peldaños, y técnicamente es un palomar.

    Gracias por preocuparte Mike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *