1-8-06

Hoy es el día. a ha llegado. 

aburridos en el aeropuerto
Salimos, por fin, a las 10:00 de Córdoba y deberíamos haber salido a las 14:00h hacia Madrid. Pero debido a que el personal de Iberia había excedido el número de horas de vuelo, tuvimos que esperar aburridos hasta las 18:30h para salir. Pero ya habíamos perdido el avión que enlazaba con Munich de las 16:30. Afortunadamente no cambié la reserva de las 19:00h que hice mientras esperábamos.

brecha miguelitoEntre la brecha que se había abierto Miguelito en el párpado con la mesa del Lanzadera, que Iberia nos daba largas, y que después de protestar nos dieron para malcomer un bocata y una bebida, los niños aburridos de tantas horas, nosotros hasta las narices,…el día empezaba bien.

Al llegar a Madrid, ya con la idea de tener que pasar la noche en algún hotel y que no llegaríamos a nuestro destino hasta la mañana siguiente, comprobamos que los retrasos también tienen su lado bueno: el vuelo de las 19:00h aún no había salido y lo ibamos a pillar. Esa fue la buena noticia. La mala: que no lo hizo hasta las 22:30h.

terminal barajas t 4 una locuraPor cierto, el nuevo terminal es enorme y una superidiotez: te indican la puerta de embarque y el tiempo que tardarás en llegar. Hasta 20 minutos!!! como para tener prisas. Nos pasó a nosotros que no sabíamos del retraso y corrimos durante 15 minutos de un extremo a otro. Faltan puestos de información, no había apenas personal en las pocas oficinas de información, ausencia total de personal que te indicara las cosas, y encima la mitad no habla otro idioma que el castellano…un desastre organizativo completo. 

Al subir otra sorpresa: Miguelito tenía fiebre: 39,5º. Menos mal que no habíamos facturado la bolsa con los medicamentos y le pudimos dar Apiretal. Aún así dudamos de si bajarnos o seguir el vuelo. Tan complicado era lo uno como lo otro: En Madrid solos o en Munich con amigos y familia. Decidimos arriesgarnos.

Llegamos a Munich sobre las 01,10h, ya sin posibilidad de que nos recogiera el autobus que había recogido a los otros grupos, ni metro ni tren ni nada de nada. Allí estabamos, esperando a un taxi…y sin maletas. No habían llegado.

Cansados llegamos a la residencia después de 3/4 hora en taxi (anda que dónde han ido a poner estos alemanes el aeropuerto…) estabamos agotados. Allí nos esperaba la Hermana Petra, Nieves y las Mellizas.

Después de todo este día, solo quedaba mejorar el resto de la semana.

Strange Fruit Black

Una idea en “1-8-06

  1. María del Carmen Florido Responder

    Después de esto, …cualquier catástrofe será una simple molestia. El comentario lo he tomado del libro que estoy leyendo de Bernabé Tierno, titulado “Hoy, aquí y ahora”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *