Ermita del Colodro

En la esquina donde comienza la calle Mayor de Santa Marina, en lo que dicen fue casa de una mujer llamada Minciana, en la que ésta educó, de chicos, a dos jóvenes cordobeses que, con el tiempo, llegarían a alcanzar gran fama, San Acisclo y Santa Victoria, hay levantada una ermita en su honor. Se conoce popularmente por la Ermita del Colodro y el actual edificio está construido sobre uno anterior en el siglo XVI.

La Ermita tiene una nave única con boveda y cabecera plana, se cubre con una boveda elíptica que se apoya sobre pechinas que tienen como decoración pinturas de mártires cordobeses: San Zoilo, San Marcial , San Januario y San Fausto. En el altar se encuentran las pinturas que representan a San Acisclo y Santa Victoria, patronos de Córdoba.

Como elemento a destacar por su curiosidad es la iconografía de una Virgen encargada en 1959 que lleva en el pecho la Sagrada Forma de la cual salen rayos.

Allí se encuentran las monjas de clausura de la orden de las Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada Concepción en constante oración y adoración ante el Santísimo y que se las puede ver algunos días. De especial emoción son sus cantos religiosos que los Domingos por la mañana se pueden oír.

Ermita del Colodro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *